Tiempo Transcurrido – Juan Villoro

Tiempo Transcurrido (crónicas imaginarias) de Juan Villoro.

¿Qué tienen en común una hippie, un punk, una chica que se volvió puta, una que se volvió monja, un travesti, un rey de la pista y la bola disco, un vendedor de productos orgánicos, un neo-budista y un anacoreta redimido como simple oficinista? Esta es la pregunta que corre a través de las páginas de Tiempo Transcurrido, crónicas imaginarias del escritor mexicano Juan Villoro.

Juan Villoro es hijo del reconocido filósofo Luis Villoro Toranzo, aunque éste último sea más conocido por ejercer la crítica a la historia de México, en involucrarse en movimientos insurgentes en el sur del país y crear todo un sistema de filosofía que partió de una epistemología para llegar a una teoría del poder y la política de la multiculturalidad.

No es gratuito pues que Juan Villoro elabore de manera más libre, con esa libertad de imaginación que otorga la literatura, una serie de retratos de toda una época en la historia contemporánea de México.

Tiempo transcurrido narra de manera amable, adictiva y siempre pensando en la trama, una serie de actores y personajes que van del movimiento de estudiantes de 1968 hasta el terrible temblor que sacudió la Cuidad de México en 1985. Año por año, Juan Villoro elabora un relato breve en torno a las transformaciones que una sociedad recién abierta al mundo fue experimentando.

Así por ejemplo el primer cuento del volumen narra la historia de Gus, un chico que no sabe y no entiende por qué unos policías golpearon a sus amigos en los baños del Politécnico Nacional, la modernidad llegando a México lo seduce en una pista de patinaje en hielo hasta que los rumores sobre cierta matanza en la plaza de Tlatelolco hacen que la pista sea clausurada.

En Tiempo Transcurrido todo es ficción, aunque como dice Juan Villoro “la ficción era la manera de acercarse a ser contemporáneo y testigo vivo de aquellos años”. Un alumno ejemplar que se vuelve hippie, vive el sueño de los hongos y las playas vírgenes para desencantarse de aquella encuerada juvenil y aceptar su destino de madurez en las oficinas de un edifico en México, o el grupo de amigos que descubren de pronto la música de Brian Eno, David Bowie y Peter Gabriel y se envuelven en maquillaje, plumas y tacones. O Poncho que se hartó de pisar insectos en un lote baldío y un día escucho de una serie de jóvenes que se vestían con los trapos más sucios que encontraban, se peinaban con resistol y perforaban sus mejillas o sus orejas con alfileres y seguritos para decirle al mundo que no serían parte del sistema. Y Mónica, la única mujer de una honorable familia pudiente que gozaba con extraña música con larga duración cuyos discos solo era posible encontrar en los puestos de un naciente tianguis lleno de gente extraña.

Todas estas anécdotas, que muchos pudimos haber vivido son narradas en Tiempo transcurrido, un libro de cuentos que aunque se valen de la ficción son a su manera crónicas sobre un país que un día despertó y se volvió abierto al mundo.

La contracultura, los movimientos musicales, el rock, el disco, el budismo, la vida bohemia y el ser intelectual de izquierda desempleado adicto al café con los dientes como grandes ventosas, los personajes que bien pudimos ser todos en Tiempo Transcurrido.

Tiempo-transcurridos_phixr

Anuncios

Un pensamiento en “Tiempo Transcurrido – Juan Villoro

  1. Pingback: Tiempo transcurrido (crónicas imaginarias) – Juan Villoro « El Anaquel | Blog Literario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s