Instrucciones para lanzarse al vacío

Basados en la observación constante e infalible. Reforzado con la experimentación y la comprobación tácita de los hechos. Y finalmente, impulsados por un deseo innato de preservar a la especie, hemos elaborado este pequeño manual para lanzarse y salir volando del vacío.

Empecemos por lo sencillo y aunque usted haya perdido su casa, su empleo o se haya perdido a sí mismo no pierda la calma. Concéntrese en su propia persona y elabore un círculo de fuerza que lo protegerá de sus propios miedos. Luego, con ayuda de nosotros logrará pararse a la orilla del acantilado, mirar hacía el fondo y no sentir vértigo alguno. Pero apenas comenzamos.

Inmediatamente después, cuando sea capaz de poner los dos pies en el borde y no le tiemblen las piernas, cierre los ojos. No piense en su madre fallecida durante el accidente o en la depresión de su padre y su posterior muerte. Evite a toda costa sentir resentimiento contra el causante del choque y bajo ninguna circunstancia se permita tener coraje, ira o sentimientos de venganza. Solo así podrá mantener el equilibrio, alzar los brazos y sentir el aire que brota del fondo y lo llama. Pero todavía no se lance.

Lo felicitamos, ha llegado más lejos de lo que cualquiera en su situación hasta ahora. Prosiga con su calma, mantenga los ojos bien cerrados, los brazos abiertos y forme una T. Junte los dos pies, sienta el rugir del aire, el aliento del fondo y confúndase con la oscuridad. Lo arropará como su tía poco antes de irse. Lo besará en la mejilla como el sacerdote que lo confesó de niño. Le susurrará en el oído como la abuela, postrada en una cama, con tubos de dentífrico metidos en la nariz y todos sus orificios y sentirá un empujón como los que daba el abuelo justo antes de caer preso por haber estrangulado a su propio hermano con esas manos arrugadas. Ahora está cayendo, déjese envolver y no piense en el fondo. Pero no vuele todavía.

Mientras cae relájese. No se preocupe por las deudas que puede dejarle a sus hijos. No piense más en el destino de su mujer o de sus cosas. Ya serán repartidas y ella repatriada o en su defecto, viceversa. Sienta las paredes de aquel túnel vertical y como se aleja la luz del comienzo y se acerca el fondo negro. A esta profundidad percibirá un fuerte olor pero no se asuste. Son sus propios humores siendo expulsados de su piel. También se sentirá poco a poco más ligero. Tendrá que acostumbrarse, de manera inmediata, a la nueva ligereza que lo hará caer más lento. Para entonces ya habrá olvidado sus sueños frustrados, a sus enemigos y sus malestares. Las piernas ya no le pesarán porque ya no tendrá piernas. La cabeza al fin dejará de punzar y el corazón dejará de doler. De hecho el latido de su corazón se confundirá al grado de desaparecer. Su enfado desaparecerá mientras le brotan las alas. Y ahora sí, podrá volar desde el fondo.

Como verá nuestro método es efectivo y comprobado. La mayoría de nuestros pacientes resurgen de las sombras y emprenden el vuelo porque siguieron al pie de la letra nuestras instrucciones. Garantizamos mejoría y resultados que son visibles de inmediato. Bueno, eso siempre y cuando obedezca el manual como usted lo hizo. Aunque de todos modos se halla estrellado en el fondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s